Banderazo histórico en defensa de la propiedad privada

La movilización de ayer fue multitudinaria, pacífica, democrática y guardando las pautas del protocolo sanitario para prevenir el coronavirus. El reclamo fue contundente, y excede a la situación de Vicentin. Ese fue el mensaje que emanó de todos, desde las entidades y representantes de la industria agroganadera del país, hasta miles de argentinos y argentinas de a pié que se convocaron en más de 70 puntos de todo el país, en el campo y en la ciudad.

El mensaje que el Gobierno debería ahora analizar y procesar, es que hay una gran parte de la sociedad que pretende frenar la idea que promueve un sector del oficialismo del “vamos por todo” y que, esta vez se materializó en el intento de expropiación de Vicentin. Por eso, el epicentro del reclamo masivo fue en Avellaneda, la ciudad santafesina donde nació esta compañía familiar que creció hasta convertirse en un holding agroexportador, y que ahora atraviesa una profunda crisis financiera medio de un concurso de acreedores.

Deja una respuesta

Next Post

El Gobierno extenderá la cuarentena y se perderían más puestos de trabajo

Dom Jun 21 , 2020
La disputa política y judicial por Vicentin definirá muchas cosas respecto al clima de negocios y el respeto a la […]
error: Content is protected !!