El servicio secreto paralelo de Bolsonaro para proteger a su familia

rasil se encamina a tener más de 4.000 muertos por día a causa del Coronavirus y, de acuerdo a la proyección de la Universidad de Washington, para fines de julio se convertiría en el país más afectado por la pandemia superando a Estados Unidos en número de infectados y fallecidos. La mayoría de los brasileños y la comunidad científica global aseguran que esto se debe al “negacionismo” impulsado por el propio presidente Jair Messias Bolsonaro. Comenzó diciendo que el Covid-19 era apenas “una gripezinha” y cuando ya se encaminaba al récord de contagiados lanzó: “soy Mesías, pero no hago milagros”. Se lavó las manos, como tanto recomendaban, y se dedicó a otra cosa menos aburrida para él: crear un servicio secreto personal y paralelo.

El propio Bolsonaro, que por años promovió la creación de fuerzas paramilitares para combatir el narcotráfico en las favelas de Río de Janeiro, confesó en una reunión de gabinete del 22 de abril que contaba con un servicio de espías personal y paralelo a los de la Policía Federal (PF), la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN) y el Gabinete de Seguridad Institucional (GSI). “No voy a esperar a que me jodan a mí y a mi familia. Si no se los puede cambiar, hay que cambiar a su jefe (de la policía). Y si no se puede cambiar al jefe, se cambia al ministro. Y punto. No estamos aquí para bromear”, gritó exaltado el presidente ante sus ministros que lo escuchaban estupefactos. El video de esa reunión se conoció por orden del Tribunal Supremo y tras la denuncia del entonces ministro de Justicia y Seguridad, Sergio Moro, de que Bolsonaro estaba interfiriendo en la independencia de la Policía Federal. Al día siguiente, el ex juez del escándalo del Lava Jato, renunció.

Deja una respuesta

Next Post

Los detalles del día que Nalbandian fue descalificado

Dom Jun 21 , 2020
Esta semana se cumplieron ocho años de uno de los escándalos más grandes que vivió el circuito de tenis en […]
error: Content is protected !!