Morteros: DANGER DISCO

Fue exactamente el 16 de Agosto de 1986 cuando comenzó la historia de uno de los lugares más emblemáticos para los jóvenes de varias generaciones, que aún hoy lo recuerdan.
Por el 2006, cuando se cumplía 20 años de aquel hecho que marcó un antes y un después, hablamos con Luis Blasco, uno de los dueños, que compartió parte de la historia del boliche, contando anécdotas y curiosidades.
Para el comienzo de “Danger” un dato: el 95 por ciento de los empleados era de Morteros y contaban con varias personas de Rafaela, que eran de confianza de los empresarios. Pero con el correr de los años fue quedando solamente gente de Morteros.
Para imaginarnos como era por aquel entonces los estilos de los lugares nocturnos, Luis relata: «En esa época estaba bien diferenciado, los boliches que podían pasar cumbia o cuarteto, los boliches que podían pasar música rock y pop, que era lo que se escuchaba en ese momento. Danger estaba dentro de lo que es rock y pop».

Pasaron muchos años y tres Djs fueron los que hicieron mover las pistas. “El primero fue Juan Carlos Ochat, el “J”, le decíamos, venía de Súnchales pero ya habían trabajado en Rafaela junto con el hermano, Gerardo Ochat” recuerda Luis. Juan Carlos después se dedicó a otros trabajos, fue ahí que tomó las riendas Gerardo y que luego entregaría la posta a Tuca Manzi su último DJ.
Para la década del 90′, el boliche contó con un gran equipo: como animador Germán Orellana, Ariel Chiapero locutor del boliche, Gabriel “Banana” Baima en las luces, Pablo “Cheto” Amerio en video y cámara, José María “El Gringo” Baudino, Hernán Bobo, Federico Tonini, Germán «Tato» Revilla y muchas personas que fueron importantes para la disco durante los 12 años de vida.
La estructura tan emblemática con el correr de los años fue cambiando por dentro, su fachada se mantuvo intacta. Lo que se reformó fue el local, las barras y el entrepiso. Para el primer verano de la temporada 86-87, se inauguró el patio. Para la temporada de verano 96-97 se volvió a reformar el patio, fue ahí donde se lo llamo “El Divino” en realidad su nombre era “Patio Bailable de Danger”. “En su momento costo más que todo lo que estaba dentro, fue revolucionario para ese momento» cuenta Luis.

Danger durante 12 años acaparó la atención de muchos jóvenes que buscaban un lugar para bailar y divertirse. Esa sensación podría multiplicarse si fuiste parte del staff de cabina, barras y tarjeteros.
En el año 2006, además de hablar con Luis Blasco, uno de los dueños del boliche, tuve la oportunidad de hablar con Ariel Chiapero. Hoy, responsable de programación de Showsport, conocido canal de deportes de la ciudad de Córdoba. En aquel viejo reportaje recordaba:”Tengo recuerdos muy lindos de Danger. Disfruté mucho todo lo que viví en el boliche, porque fue una etapa en la que empezaba a salir a bailar y realmente viví momentos que es imposible olvidar, especialmente cuando me sumé al staff”.
Ariel comenzó a trabajar en Danger por el 88-89. En ese momento cursaba la secundaria con Germán Orellana, que ya estaba en el boliche. Fue Germán quien se lo presentó a Tuca Manzi, para luego sumarse al boliche. “Para mí era algo muy importante”, decía.

Otro de los personajes, que también entreviste en aquel aniversario, era “el animador” Germán Orellana. “Capocha, Gemy, Cabeza”como lo conocen muchos, entró a trabajar cuando tenía 15 años. “Para esa época ver un pibe de 15 en un boliche era la cosa más rara. Pero no me importaba… yo estaba”, decía. “Comencé como iluminador ayudándolo al Tuca, que a su vez el era disc jockey (no dj’). Con el tiempo me agarró la caradurez de decir algunas palabras por el micrófono y así fue que comenzamos a hacer un programa de radio”. Junto a Tuca y Ariel Chiapero hicieron La Ciruela, un programa que iba en el horario de la tarde del sábado y ahí decía Germán “me desaté del todo”.
“Conocí a buena gente como Luis Blasco que se jugó en más de una oportunidad por mí. Conocí a mi mejor amigo y compadre Tuca, a mi profesión y por supuesto a mi mujer. Ahora, miro atrás y me doy cuenta de que, tantos años no son nada, es una mentira”,recordaba Germán.
Y además decía: “Después de tantos años hay noches que todavía sueño que estoy animando en Danger, con la misma gente, con la misma ropa, la misma música, con mas pelo, pero con la experiencia de ahora. Se puede decir que cumplí el sueño del pibe. Estar en Danger fue como jugar en primera”.

Pasaron muchos años, pero los buenos recuerdos de Danger siguen intactos, es por eso que festejamos un aniversario más de aquel lugar que llenó de alegría a muchos jóvenes de Morteros y la región.

Por Claudio Malagueño

Next Post

Fuerte choque en San Genaro entre un camión y una camioneta sobre Ruta 34

Sáb Ago 22 , 2020
Dos vehículos colisionar en la tarde de este viernes en Ruta Nacional 34 y el acceso sur de la ciudad […]
error: Content is protected !!