Brinkmann: Desaparición y muerte de Raúl Rosso, la hora del juicio

El empresario de Brinkmann fue asesinado en abril de 2017, por el hecho será juzgado Rodolfo Félix Novarese. El proceso será el tercero que se realice con jurados populares este año en la Cámara del Crimen de San Francisco.

Hoy lunes a partir de las 9 comenzará en la Cámara Criminal y Correccional de San Francisco el juicio por la desaparición y posterior homicidio del comerciante de maquinarias agrícolas de Brinkmann Raúl Egidio Rosso (60).

Por el hecho será juzgado el contratista rural Rodolfo Félix Novarese quien está imputado como presunto autor de «homicidio calificado por alevosía y estafa», delito que contempla como única pena la de prisión perpetua.

Rosso desapareció el 19 de abril del 2017 tras haber estado en su comercio de la ruta provincial 1 y calle José Manuel de Rosas.

Tras varios días de búsqueda, el cuerpo sin vida del comerciante fue hallado en la noche del viernes 4 de mayo en el interior de un campo ubicado 15 kilómetros al sur de la localidad de El Tío, el que era arrendado por Novarese.

También se juzgará como presuntos coautores de «encubrimiento agravado», Germán Gallegos (41) domiciliado en Villa Carlos Paz, Diolindo Monge (44) de El Tío, Miguel Ángel Martínez (62) de la ciudad de Córdoba y Guillermo Ulloa (42), con domicilio en Alta Gracia. Todos comparecerán en libertad.

Habrá jurados populares

Debido a la gravedad del delito que se ventilará, el juicio se realizará con la participación de doce jurados populares más tres jueces técnicos.

Como presidente del tribunal estará el vocal de cámara Claudio Requena a quien secundarán el vocal Guillermo Rabino y el juez de Control Daniel Balbo León, subrogante del vocal Alejandro Acuña, quien investigó la desaparición de Rosso cuando era fiscal de Instrucción en Morteros.

Como defensor del principal imputado estará el abogado penalista de Río Tercero Rubén Genesio, en tanto que el resto de los acusados serán asistidos en la defensa por los abogados Miguel Fernández (a Diolindo Monge), mientras que Pedro Santoro Despouy asistirá al resto de los imputados.

No procedió un aplazamiento

El defensor de Félix Novarese intentó sin éxito el aplazamiento de la fecha del inicio de la audiencia bajo el argumento de la falta de tiempo para estudiar los 11 cuerpos del expediente.

El abogado adelantó a LA VOZ DE SAN JUSTO que su cliente prestará declaración y responderá preguntas. En primer lugar, ratificará lo declarado ante la fiscalía de la ciudad de Arroyito en febrero de 2019 cuando cargó toda la responsabilidad del homicidio de Rosso sobre Monje.

 «Esta persona está con una imputación mínima de encubrimiento. Entonces, es una cuestión problemática porque muchos de los que podrían atestiguar sobre cuestiones importantes son imputados por encubrimiento por lo que se hace un poco más difícil. Mi defendido sostiene la versión de que el acusado Diolindo Monge negoció la entrega de información a cambio de su libertad», indicó Genesio.

Consultado el defensor sobre si hay forma de demostrar esa versión, el letrado respondió: «Lo que yo veo complicado es que hay mucha gente imputada de encubrimiento que podría brindar testimonio sobre lo ocurrido, a estas personas le asiste el derecho constitucional de no declarar o de mentir ya que no lo hacen bajo juramento».

Como querellante particular se ha presentado uno de los hijos de Rosso, Jordán Rosso, quien es representado por el estudio del abogado Carlos Nayi, quien estará en representación de este letrado será Gastón Schonfeld.

Tercer juicio con jurados populares del año

Con la realización del juicio de Rosso, este será el tercer juicio por jurados populares en lo que va del año 2020 y el segundo que se realiza durante la pandemia.

El primero de los juicios por jurados se realizó el 2 de marzo cuando fue juzgado el extitular de la comisaría de Brinkmann, comisario Rubén Chiambretto, acusado de «abuso de autoridad y peculado».

El segundo se llevó a cabo ya con las medidas sanitarias dispuestas por la pandemia. Fue el 13 de julio y se juzgó a Daniel Darío Álvarez (27), por el «homicidio en ocasión de robo» de Jesús «Cachito» Camisassa en Luxardo.

El hecho

El empresario de implementos agrícolas, oriundo de la ciudad de Brinkmann, había sido visto por última vez el 19 de abril del 2018. En adelante transcurrieron 15 lluviosos días de investigación y rastrillaje insaciable por parte de la policía, Grupo Especial de Rescate y Salvamento (Gers) y perros entrenados para la búsqueda.

La búsqueda comenzó por la zona de Jerónimo Cortés y mientras transcurrían los días las pistas fueron llevando a los investigadores hacia la zona de Villa Concepción del Tío. Allí se hicieron rastrillajes por agua, terrestres y aéreos, recorriendo parte del cauce del río Plujunta sin resultados positivos.

Días más tarde, el rastrillaje se centró en la localidad de El Tío, donde vivía Novarese. Hasta que el 4 de mayo bajo un temporal de lluvia y frío, en horas de la noche el cuerpo sin vida de Rosso fue hallado enterrado en un campo cercano a la localidad.

Según la investigación, el hecho habría ocurrido luego de que Rosso, le habría prestado una máquina cosechadora a Novarese quien se desempeñaba como contratista rural en El Tío. Al momento de reclamar la máquina, el empresario habría descubierto que Novarese la habría vendido, lo cual desato una pelea que terminó con la vida de Rosso.

La Voz de San Justo

Next Post

Suardi, Arrufo y Moisés Ville INF ART. 205 Y 239 DEL CP   

Lun Sep 21 , 2020
SUARDI: 19/09/2020 18.20 HORAS Personal de esa jurisdicción constató que en una vivienda de calle Masutti se estaba realizando una […]
error: Content is protected !!