Brinkmann: El profe jubilado que da cursos de piamontés por WhatsApp

A sus 80 años y valiéndose de la virtualidad que impuso la pandemia, Ronal Comba saldó una asignatura pendiente. Para no olvidar las raíces, enseña lo que considera el «piamontés american».

Ronal Comba tiene 80 años, es docente jubilado de lengua en Brinkmann y desde hace más de 20, dicta cursos de piemontés con el objetivo de que el lenguaje de sus descendientes no se pierda. La pandemia lo obligó a cambiar la modalidad de su enseñanza y hoy da clases por WhatsApp Ncontando con más de 300 alumnos de todo el país.

Para Ronald estas clases constituyen un pasatiempo «activo» que ayudó a los adultos mayores a pasar la cuarentena de manera entretenida y agilizando sus mentes, y lo seguirá siendo durante esta segunda ola de covid. Además, es la oportunidad que tiene para difundir su libro, uno de los tantos que escribió y que rescata las costumbres piemontesas.

«Todo comenzó allá por el año 1992 para hacer honor al hermanamiento entre Brinkmann y Giaveno (Italia). Allí empecé a interiorizarme en la lengua piemontesa o mejor dicho devenida en dialecto», manifestó el brinkmanense en una entrevista con LA VOZ DE SAN JUSTO.

El profesor Comba, como todos lo conocen en la ciudad, tuvo una vasta trayectoria en la docencia enseñando lengua, pero también filosofía y teología. «Como profesor de lenguas latinas era una materia pendiente el piemontés que es la lengua de mis descendientes», dijo.

«Empecé a recibir mucha bibliografía y me di cuenta era un lenguaje muy completo, no sólo hablada si no con una literatura muy rica de cientos de años que viene escribiéndose con colecciones de poesías, prosa, etc.», continuó Comba.

El coro piamontés, puntapié inicial para los cursos

Consultado sobre la iniciativa de los cursos, Ronal explicó que en el momento en que se iba a jubilar se planteó qué hacer para seguir activo. «Formamos un coro piamontés en 1994 y allí surge la inquietud de los integrantes de esta agrupación que les enseñe a leer las canciones escritas en este dialecto. Con ellos arranqué un pequeño curso que después me pidieron de otros pueblos».

También llevó adelante un proyecto subsidiado desde la Región del Piemonte con más de cien alumnos en diversas localidades de esta zona. 

«El proyecto se puso en marcha en el año 2000. Nos fue muy bien, no desde lo económico ya que no era con un fin recaudatorio, sino de la satisfacción espiritual e intelectual», rescató el «profe Comba».

«Luego de dar los cursos llegó la pandemia, y llegaron 300 libros publicados. Tuve que recurrir a ayudas para poder cubrir el costo que es altísimo, entones decidimos dictar cursos por whatsapp», comentó.

«Empecé a grabar clases y enviarlas a mis contactos. Así se formó un grupo muy lindo con gente de todo el país que supera las 300 personas. Eso me permitió dar a conocer el libro y cubrir los gastos del mismo», continuó su relato.

Aclaró que «la idea no era cobrar, sino promocionar el libro y fue bienvenido porque los libros se vendieron todos», sostuvo

El «piamontés american»     

Entre la bibliografía que escribió Ronald se encuentran y su último material: «Ròba Piemontèisa» que significa «Cosas Piemontesas». El mismo contiene algo de gramática, primero fonología (como se pronuncia), y ejercicios para quienes desean empezar a estudiar; también tiene literatura, algunos dichos piemonteses, curiosidades y un capítulo interesante sobre el «piamontés american» (piemontés de américa), «esa lengua de importación que se mezcló con el castellano».

Según explicó Ronal, este término hace referencia a lo que quedó del piamontés en el hablar diario. Citó frases como: «enllavá la puerta» que en castellano no existe. 

En tanto la comparó con el «spanglish»- haciendo referencia al lenguaje que crearon los latinos en Estados Unidos para poder comunicarse entre ellos- o el «portuñol», en Brasil.

«Eran las lenguas creadas por los inmigrantes que vinieron sin saber castellano y la mayoría no sabía italiano. Lo único que sabían era piemontés», sostuvo el brikmanense.

Otros títulos de su autoría son: «De los Alpes a La Pampa», «Todavía nos hablan los nonos» y «la cocina de la nona» con recetas típicas como la Bagna Cauda, la Barga Bernarda (postre), caponet (niño envuelto), el ghërsin (grisín).

Finalmente manifestó su intención que este dialecto se conozca y no se pierda entre las nuevas generaciones.

Por La Voz de San Justo

Entrada siguiente

Los Pumas: Sección TOSTADO, VILLA MINETTI, LA CIGÜEÑA, PEYRANO, LAS CAÑAS, IRIGOYEN, CORONDINA, VERA, CUATRO ESQUINA, ARROYO LEYES,

Mar Abr 20 , 2021
Visitas 21 En prevención de delitos y/o contravenciones, como así también al estricto cumplimiento del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio […]
error: Content is protected !!