San Cristóbal: El adiós a Aldo Oscar “Ratín” Tonelli, un pedazo de nuestra historia

Falleció días atrás Ratín Tonelli, un icono del San Cristóbal musical que marcó una época inolvidable, una ciudad que podía ostentar casi pleno empleo producto de la existencia del Ferrocarril y donde los “bailes” eran parte cotidiana de esa sociedad que disfrutó de muchos de sus artistas. Pero hoy queremos recordar al gran Ratín, el alma de la Saint Louis.

A esta nota la nutren las vivencias de tres integrantes de la orquesta: Tronco Carrizo, Pato Mendieta y Pájaro Cesari, que con emoción recuerdan aquellos años vividos intensamente.

«Mi entrada en el grupo fue cuando yo tenía 17 años, Ratín tenía 35 años y fue una de las etapas más importantes de mi vida» recordaba Luis Carrizo, cuando nos contaba de su ingreso a un mundo nuevo rodeado por gente más grande en la orquesta preferida de ese momento. Eran épocas de muchos bailes, «actuábamos los viernes, sábados, domingo y a veces los jueves, y los bailes casi siempre tenían de tres a cuatro grupos en el escenario “acotaba. 

Tronco Carrizo y Pato Mendieta eran en ese momento alumnos de la ENET N° 1 y cursaban sus últimos años de Técnico Mecánico Electricista.   En ese momento integraban la banda Darío Molina, Aldo Argañaraz, Edgardo Cortez, Osvaldo Avalle, Luis Carrizo y Edgardo Mendieta.

«En la primera actuación no pude tocar de los nervios que tenía. Me llevó al grupo Pato Mendieta, que era un año menor que yo y era guitarrista, yo tocaba el bajo, al irse Chilin Paz me incorporé”, recuerda Carrizo. “Ensayábamos mucho, yo salía del colegio a las 18hs y a las 19,30 mi mamá me hacia la cena y me iba al ensayo. En esa época alquilábamos una casa que quedaba enfrente del club Rivadavia, donde estábamos hasta la noche preparando los distintos temas que tocaríamos en los próximos bailes. Además de actuar en San Cristóbal tocábamos en nuestra zona, en el este de Córdoba y en el sur de Santiago del Estero. Teníamos la particularidad de tener instrumentos de viento que no era muy habitual, además era constante la actualización del repertorio. Los más jóvenes llevábamos los temas que pegaban en esa época. Ratín atendía mucho los ratings de las radios y traía temas que luego serían éxitos. Primero Osvaldo Avalle y luego José Luis Berrone hacían los arreglos musicales» contaba Carrizo quien asegura que Tonelli fue una de las mejores voces que tuvo San Cristóbal, que su gran registro le permitía mucha versatilidad para interpretar distintos ritmos. «Él fue uno de los que metió la música del cuarteto cordobés a la zona. Otra faceta de Tonelli que admiré, era su carrera en el fútbol. Por eso era tan popular, fue uno de los mejores 5 que tuvo Talleres que salió campeón provincial». Tronco completaba la nota a modo de balance de una luminosa etapa de su vida. «Viví momentos inolvidables en esa época de mi juventud, Ratín fue quien nos juntaba, era el líder de la Saint Louis» señaló Carrizo.

Por su parte Edgardo “Pato” Mendieta, que hace 25 años vive en Rafaela, nos decía que se incorporó a la orquesta con 15 años y recuerda que luego de los ensayos compartían inolvidables reuniones junto con Ratín y sus amigos en M4, un mítico bar de la ciudad de San Cristóbal. «Todas las noches nos juntábamos con personajes de la ciudad. Como éramos los más chicos nos habían adoptado y comenzamos a vivir esos momentos privados para la mayoría de los chicos de esa época. «Nos sentábamos y los mayores de la mesa le pedían al mozo un pingüino para nosotros» recordaba Mendieta. Luego contaba que «La Saint Louis era muy conocida. En todos los lugares a los que viajábamos nos acompañaba nuestra propia hinchada, chicos de distintos lugares del departamento que nos seguían por toda la gira». Algunos fans de San Cristóbal viajaban a dedo para vernos, aseguraba Mendieta.

La orquesta se formó en los 60 y sufrió un constante cambio de integrantes, pero cobró su mayor esplendor en los 70. Llegó a compartir escenarios con Sandro, Sergio Denis y otros grandes de las época, tocábamos para las comparsas y para eventos particulares. En las últimas camadas ingresó en trompeta y canto Omar Juan Cesari, quien compartió con Ratín no solo espacios en la orquesta, sino que fueron cantores de la Banda de Música Municipal por 5 años.

Omar ingresó al grupo ya con 30 años y participó 10 años interpretando algunos temas y aportando en instrumentos de viento.»Recuerdo el profesionalismo que tenía Ratín y su poder para mantener unido el grupo. Era muy serio y trabajaba mucho los temas. Su voz era muy buena y teníamos armado un equipo eficiente. En ese momento nuestro representante era de Morteros y nos vendía en toda una zona. En ese momento estaba José Luis Berrone que sabía mucho y preparaba la parte musical de todo el grupo.  Antes de que los temas fueran éxitos en las radios, Ratín ya los había traído para tocarlos con la banda. Recuerdo el compañerismo que logramos dentro del grupo. Una de las últimas actuaciones fue en Brasil, donde viajamos por más de una semana. Fuimos invitados a una reunión del Mercosur organizada por las Asociaciones Medicas» recordaba Omar quien como cierre reflexionaba «Ratín era una persona que vivía sola, pero que tenía muchísimos amigos» concluyó.

Por El Departamental

Entrada siguiente

Cierre de exportaciones de carne: el campo va al paro

Mar May 18 , 2021
Visitas 61 Se trata de un cese de comercialización. Será desde el jueves hasta el 28 de mayo. Es en […]
error: Content is protected !!