Vuelven las compensaciones a los tambos de hasta cinco mil litros diarios

Por Elida Thiery – No es un regalo de reyes, sino una devolución tardía de las pérdidas que el sector lechero viene sufriendo por la sequía y por el impacto negativo del dólar soja lo que este viernes anunció desde Villa María el ministro de Economía, Sergio Massa.
A dos días de cumplirse seis años del que fue el último acuerdo para el sector lechero, recién asumido Mauricio Macri, que en Venado Tuerto prometía tres meses de ayudas de 40 centavos por litro para el eslabón primario; y que no tuviera un cumplimiento absoluto en cuanto a lo que se había rubricado en ese momento, queda claro que el sector no puede nunca recuperarse ni valerse de sus propias estrategias para crecer y aprovechar la capacidad y la posición global, sin descuidar al mercado interno.
Desde septiembre las economías regionales, pero sobre todo las que dependen de los granos para transformarlos en proteínas animales, son las que vienen reclamando políticas que puedan contener la escalada de precios a partir de la suba de la soja que se impulsó desde el Gobierno con el Programa de Incremento Exportador.
La ambición por hacerse de dólares, generó en el campo un impulso perjudicial que no terminó con el inicio de la primavera, sino que se profundizó en este mes de diciembre con la segunda edición del Dólar Soja.
Productores y representantes de los mismos desde ese momento reclaman un sustento, algo que amortigüe las pérdidas, pero todos los intentos parecieron en vano, incluso desde la propia interna del Gobierno que pareciera que recién en estos días pudo conseguir que se hagan las cuentas para poder establecer una ayuda.
En las últimas semanas habían salido entidades de la producción y la industria a empujar estas decisiones y esta misma semana fue la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias la que puso la voz definitiva antes de estas definiciones.
Sin reservas para el invierno, por efecto de la sequía, con aumentos en los costos por la inflación que no cesa, el desdoblamiento cambiario, las retenciones y los temores en cuanto a posibles cierres de exportación, la producción primaria quiere entender la forma de estas ayudas, que surgen de los propios fondos sectoriales.
Ya esta mañana, en la recorrida que el secretario de Agricultura hiciera por el tambo del Grupo Mharnes en Villa María, los colegas de Todo Agro dialogaban con el funcionario para adelantar algo del anuncio.
“Es un aporte por cuatro meses, que está estratificado en dos. Tambos de hasta 1.500 litros por día y tambos de hasta cinco mil litros”, de acuerdo al promedio entre octubre de 2021 y septiembre de 2022. Serán 15 pesos por litro para los más chicos y diez para los más grandes que se abonarán durante un cuatrimestre.
Juan José Bahillo detalló que “la inversión total ronda los nueve mil millones de pesos, que es el 50 por ciento de lo que recauda el Estado en retenciones del sector lechero, cuando le deducimos los reintegros por exportación, quedan aproximadamente 18 mil millones de pesos”.
Son 2.400.000 pesos como máximo los que recibirán los tambos más grandes en los próximos cuatro meses, a razón de un tope de 600 mil pesos mensuales.
Lo que entiende el funcionario es que “la lechería tiene un impacto que supera a los alcances del dólar soja”, con lo cual se priorizó el anuncio, sin embargo, “a la brevedad va a haber ayudas para avicultura y para el sector porcino”.
Volviendo al tambo, el secretario de Agricultura le confirmó a los periodistas presentes en el evento, que no tuvo convocatoria formal desde la cartera nacional, que los pagos se harán por CUIT, por lo tanto un mismo productor con varios tambos sólo recibirá el beneficio si al sumar la producción llega hasta los cinco mil litros.
Aunque el nombre suena muy ambicioso, sólo servirá para extender la agonía de muchas unidades productivas.
El Programa Impulso Tambero tuvo en medio del anuncio palabras del Ministro de Economía. “Este programa llega a ocho de cada diez tamberos argentinos” dijo Sergio Massa, mientras dijo enorgullecerse por la producción y exportaciones del año anterior, que poco tuvieron que ver con la gestión nacional, sino por el esfuerzo de los privados, productores e industriales que están entrenados en una mayor productividad en condiciones adversas. Claramente la gran campaña granaria de 2021/2022 tuvo gran influencia.
“Si hay una actividad federal en Argentina, esa es la lechería”, concluyó el hombre que se tomó cuatro meses para poder definir esta ayuda que aún no tiene fecha de inicio.

Entrada siguiente

<strong>Inauguración de obras en el natatorio comunal de Ambrosetti  e inicio de la Colonia de Vacaciones 2023</strong>

Lun Ene 9 , 2023
Visitas 258 El Senador Felipe Michlig acompañó a la Pte. Comunal de Ambrosetti Dianela Michlig en la inauguración de obras […]

Últimas publicaciones

error: Content is protected !!