De la Legislatura a prisión en 48 horas: el candidato de Villa Saralegui tenía un arma en su casa

Su nombre sonó entre los posibles interventores, luego de que Diputados sancionara la medida que aparta a la familia Sola de la administración del pueblo. Desde su entorno se habla de una “vendetta”.

La foto de Matías Gamboa, sentado sobre la cama de un hospital, mostrando las tres heridas de bala que le pudieron haber costado la vida, pusieron el nombre de la comuna santafesina de Villa Saralegui en el centro de la escena política. La violencia y las denuncias por el curso de la administración del pueblo del departamento San Cristóbal derivaron en una sucesión de noticias que terminaron en la legislatura provincial, donde el miércoles 27 de marzo se sancionó la intervención comunal.

Esa mañana, Gamboa, que se recuperaba de la balacera, celebraba la caída del “cacique” Walter Sola como un triunfo. Con él, un grupo de productores agropecuarios de la zona, que a fuerza de denuncias, pusieron coto a la omnipotencia del hombre que gobernó durante más de una década.

Gamboa (Juntos Avancemos) había disputado las últimas elecciones -10 de septiembre de 2023- como alternativa a la familia Sola (Santa Fe Para Todos). Y aunque vencido por éste, ganó la posibilidad de integrar el ejecutivo local como miembro de la primera minoría, derecho que nunca pudo ejercer en tres meses de gestión.

Suerte cambiante

Esta última irregularidad, atribuida al jefe local, fue la que jaqueó su continuidad y según se investiga, habría derivado en el ataque armado que sufrió el contrincante político -antes ladero de la familia Sola-, el pasado 7 de marzo.

Un mes atrás, Gamboa se recuperaba en el hospital Cullen del ataque por el cual permanece detenido un empleado de la comuna. Foto: Archivo El Litoral


Es decir que vivo y con la intervención dispuesta por la legislatura santafesina, Gamboa se perfilaba como un candidato firme a llevar adelante el proceso. No obstante, no habían pasado 48 horas desde la sanción en diputados para que la suerte se volviera en su contra.

Una denuncia -se dice que del propio entorno de los Sola- derivó en una serie de allanamientos, uno de ellos en la vivienda de Matías Gamboa, donde la policía secuestró un revólver calibre 22 sin la documentación correspondiente. Eso sumado a desafortunadas declaraciones cuando siendo víctima deslizó que si la justicia no lo defendía lo haría por cuenta propia, invirtió su condición a la de imputado.

Quemando basura

“Lo denunciaron porque dijeron que estaban tirando tiros al aire. Lo allanaron y le encontraron un revólver calibre 22 que es un arma de uso civil”, intentaron justificar desde su entorno.

El allanamiento se realizó el viernes pasado en su domicilio de V. Saralegui, del cual Gamboa salió esposado alrededor de las dos de la tarde. Fue trasladado a la Alcaidía de Las Flores y de allí a los tribunales de la capital, donde el sábado le atribuyeron el delito de “tenencia simple de arma de fuego”.

La audiencia estuvo a cargo del juez Nicolás Falkenberg, quien ese mismo día le concedió “la libertad bajo alternativas”, según explicó su abogado José Ignacio Mohamad, que lo defendió en dupla con el Dr. Ignacio Crespo.

El Litoral

Entrada siguiente

Ceresina: Lo tenia San Lorenzo Ambrosetti, pero una corajeada de Unión lo empató 3 a 3

Mié Abr 3 , 2024
Visitas 82 Union Cultural y Deportivo San Guillermo, cortó la marcha triunfal de San Lorenzo de Ambrosetti. El andar del […]

Últimas publicaciones

error: Content is protected !!